Cantata Santa María de Iquique, un homenaje a la lucha social

A la explanada de la calle Londres, en pleno centro de Santiago, acudieron los músicos y músicas de la Orquesta de la Resistencia de la Universidad de Chile, a rendir homenaje a todos y todas las víctimas de la represión durante las manifestaciones. Los artistas interpretaron la cantata de Santa María de Iquique, cuando se cumplen 112 años de una de las matanzas más cruentas perpetradas por el Estado contra el pueblo pobre desarmado.

Cantata musicosAl mediodía del viernes 20 de diciembre, músicos, músicas, cantantes y personal técnico de apoyo, dieron vida a la versión sinfónica de la obra musical compuesta por el músico chileno Luis Advis a fines del año 1969, interpretada entonces por el grupo Quilapayún. La presentación de esta pieza musical, fue motivada por el estallido social que se inició el 18 de octubre en el país, según relatan los integrantes de la Orquesta.

Gonzalo Durán, uno de los miembros del coro, resaltó la importancia de la unión entre el arte y la lucha social, "para mi es una obra muy importante dentro de mi vida, porque desde chico me inculcaron tener conciencia sobre lo que está pasando y sobre lo que pasó en el país. La Cantata viene a representar la represión que vivieron los trabajadores de las salitreras en el norte y que actualmente también se está viendo una represión sistemática por parte del Estado, se están violando los derechos humanos (…) Siento que el arte es una herramienta política y tiene una valiosa fuente de comunicación para poder expresar el sentir que como sociedad estamos viviendo".

musico capuchaA esta actividad llegaron familiares y amigos de los músicos y cantantes, como también transeúntes y público en general. Este es el segundo concierto que se realiza en la explanada. En noviembre las Orquestas Sinfónica Juvenil y Metropolitana también rindieron homenaje a los caídos en las movilizaciones que iniciaron el 18 de octubre y a las víctimas de la dictadura.

Entre los familiares presentes estuvo Brígida Silva, abuela de uno de los cantantes, quien destacó el trabajo y la pasión de su nieto, como también la situación que vive el país. "Yo vivo con mi nieto y cuando ensaya en la casa también lloro, porque él pone mucho de su corazón para hacer las cosas. (…) Viví el tiempo de Salvador Allende, viví la dictadura militar, y ahora estoy viviendo la dictadura de Piñera".

Los relatos de la Cantata fueron narrados por el actor Pablo Schwarz, quien se refirió a las activas movilizaciones y la importancia del arte y el compromiso con la lucha social, "estar en este espacio de memoria y todos los espacios de memorias que hay en nuestro país, en este momento en particular que estamos viviendo en Chile, creo que no es solamente muy importante, sino que es un deber, yo lo considero un deber (…) No voy a descansar hasta que Piñera y todo el poder ejecutivo esté en la cárcel, voy a hacer todo lo posible, que esté en mi poder, que es muy poquito, porque yo soy un actor que tiene un celular y que cada vez tiene menos trabajo, pero voy a hacer todo lo posible porque Piñera pague con cárcel, porque Chadwick pague con cárcel, porque Blumel pague con cárcel, porque Rubilar pague con cárcel, voy hacer todo lo que esté en mi poder, todo lo que me permita el estado de derecho que tanto tambalea en Chile".

Gente cantataLa actividad organizada en conjunto con Londres 38, espacio de memorias, contó además con el apoyo de los y las vecinas del barrio quienes facilitaron mobiliario, equipos y apoyo técnico para que esta fuera exitosa.

Al final de la presentación, la Orquesta de la Resistencia interpretó las canciones "El pueblo Unido" y el "Derecho de vivir en paz", ambas piezas fueron coreadas por los y las asistentes que ovacionaron a las y los músicos.

Londres 38, memoria, derechos humanos, represión, militares, agresiones, impunidad, tortura, asesinatos, cárcel, cantata santa maría, música, orquesta de la resistencia