Actividades

Declaración de la red de organizaciones migrantes y promigrantes de Chile

El apuro del poder ejecutivo en poner urgencia al último trámite legislativo del Proyecto de Ley de Migraciones es muy sorpresivo. Situados en medio de la pandemia de COVID-19, con preparación comunicacional previa reforzando estereotipos discriminadores hacia las y los migrantes, la iniciativa del gobierno genera dudas razonables sobre la intencionalidad del gobierno y la utilización política de la xenofobia y el racismo. No sería la primera vez que ocurra con fines nefastos.

Publicado el 04 de mayo de 2020

Punta peuco falsedadesEl proyecto presentado genera personas de diferentes categorías al garantizar el acceso a derechos sociales de manera condicionada, dependiente de la situación migratoria, u otras que designe la autoridad.

El Proyecto de Ley, como está planteado, permite amplios espacios de discrecionalidad en cuanto al acceso de otros derechos fundamentales.

El racismo institucional que tanto nos preocupa por su impacto en el conjunto de la sociedad se verá reforzado con el marco jurídico que se está proponiendo y debe ser modificado. Con este nuevo proyecto es fácil quedar en situación de irregularidad, incluso ya teniendo documentación del país y más difícil es costear multas y salir de esa situación.

El proyecto de ley no considera las personas extranjeras que se encuentran en situación irregular, no asume compromisos sobre integración e inclusión salvo y exclusivamente el control migratorio. No incluye por tanto mecanismos permanentes que lleven a la regularidad.

Se estipulan obligaciones desmedidas para los migrantes que como contrapartida no presentan obligaciones de la administración de concluir los trámites en plazos razonables y garantizarlos. Hoy es preocupación de la enorme mayoría de personas migrantes el tema de los tramites, que al realizarse vía internet en lugar de agilizarse se mantienen por tiempos indeterminados que puede llegar a años dependiendo del trámite específico. Se escondieron las filas, no se superaron. Eso representa extender los períodos de extrema vulnerabilidad de las personas, aumenta el trabajo precario y las peores condiciones de vida.

El contexto en que fue presentado el proyecto de Ley migratoria importa. Racismos diversos se manifestaron intensamente durante un plazo de 20 días con bastante difusión, como no venía ocurriendo últimamente.

A principio del mes de Abril asistimos con sorpresa a las primeras manifestaciones de racismo mediático cuando el diario La Segunda presenta en portada la imagen de una mujer migrante con su hijo asociándola a las cifras de crecimiento de la pandemia "que hace resurgir propósitos xenófobos y discriminatorios contra comunidades migrantes específicas"1.

Unos días después, 10 de abril, en voz del presidente de la República se insiste en esa vinculación: "para evitar que, a través de la inmigración ilegal, podamos estar trayendo a nuestro país la contaminación o la infección del virus que nos está atacando"2. Se hace esta afirmación falaz, puesto que no hay evidencia que pueda afirmarlo. Le siguió pocos días después el ministro Mañalich: "tenemos un problema enorme en esas comunidades, que no son pocas personas de inmigrantes ilegales y que necesitamos tratarlos, atenderlos y saber cuál es su estado de positividad o negatividad respecto a coronavirus", unas declaraciones que refuerzan los propósitos racistas de una construcción nacional antigua que marca la diferencia entre el "nosotros" y "los otros3.

El día 16 de Abril, en las dependencias de una sucursal de la Administradora de Fondos de cesantía, un ciudadano haitiano que acudió a hacer trámites fue humillado ante las cámaras de la prensa por quienes alegaron que el paciente era portador del virus del Covid-19, sin la mínima verificación, se insistió en el uso de palabras e imágenes que vinculan a determinados sectores de la sociedad -migrantes, en este caso- con problemas sanitarios.

El acto previo a darle urgencia al Proyecto de Ley Migratoria, fue el racismo mediático de mayor intensidad, expuesto prácticamente en cadena en todos los noticieros y matinales: La situación de inmigrantes haitianos en cité en Quilicura. Tan mal se trataron los temas, tan descontextualizados y con tantos prejuicios que verdaderamente se transforman en inyecciones de odio al resto de la sociedad.

El ejecutivo pretende que se vote el proyecto sin discusión, con todas las limitantes citadas, lo cual es perjudicial para el país donde junto a la irregularidad, se fomentan actitudes racistas, xenófobas y discriminatorias que llevan a la barbarie y no -como sería deseable-, a crear humanidad.

La prensa, el poder ejecutivo y los señores senadores debieran tomar conocimiento de la alerta de la Red de Naciones Unidas sobre Migración:

"Es particularmente importante que todas las autoridades hagan todo lo posible para enfrentar la xenofobia, incluso cuando los migrantes y otras personas están sujetas a discriminación o violencia relacionada con el origen y la propagación de la pandemia. El COVID-19 no discrimina, y tampoco debería nuestra respuesta, si queremos tener éxito."4

  • Por un Chile con una ley de migraciones que reconozca a todas las personas sus derechos sin discriminaciones arbitrarias.
  • Por el combate a la irregularidad institucional, nacida principalmente de omisiones en textos legales, en medidas administrativas o arbitrariedades surgidas de las discrecionalidades permitidas a diferentes funcionarios.
  • Por el Combate al racismo y todas las formas de discriminación.
  • Por una migración, segura, ordena y regular: documentación con permiso de trabajo para todos quienes viven en este territorio (sea provisoria o definitiva, durante el proceso de obtención de visados)
  • No utilización de cobros excesivos de multas como forma de obtención de recursos del estado, siendo éste un factor de irregularización permanente de las personas inmigrantes
  • "Es inaceptable que se quiera tramitar un proyecto de ley de migraciones bajo los apremios del Ejecutivo para publicarla con rapidez"5

RED NACIONAL DE ORGANIZACIONES MIGRANTES Y PRO MIGRANTES

DE TARAPACA, ANTOFAGASTA, VALPARAISO, SANTIAGO Y TEMUCO

1° DE MAYO DE 2020

Londres 38, memoria, derechos humanos, impunidad, discriminación, migrantes, covid-19,
Londres 38, memoria, derechos humanos, impunidad, discriminación, migrantes, covid-19,