Actividades

Contra el racismo, el estado de excepción y la militarización en el Wallmapu

Declaración de Londres 38, espacio de memorias sobre los graves hechos contra el pueblo mapuche producidos en Curacautín, Victoria, Ercilla y Traiguén, y que fueron promovidos por grupos civiles amparados por Carabineros.

Publicado el 02 de agosto de 2020

Ataque a mapuche municipioLondres 38, espacio de memorias condena los graves hechos producidos en Curacautín, Victoria, Ercilla y Traiguén, promovidos por grupos civiles amparados por Carabineros, en contra de organizaciones mapuche que demandan sus justos derechos como pueblo, y señala:

  1. Estas acciones ponen de manifiesto el racismo existente en la sociedad y en particular en grupos de extrema derecha, el cual también es, y ha sido siempre, expresión de los intereses económicos que han convertido la zona en un espacio de explotación extractivista afectando profundamente las condiciones de vida y de trabajo del pueblo mapuche.
  2. Es muy grave que estos hechos se produzcan inmediatamente después de la visita a la zona del ministro del Interior Victor Pérez, ocasión en la que solo se reunió con la policía y autoridades locales y, junto con hacer un vacío llamado a " la paz", las instó a "solicitar el desalojo" de los municipios ocupados por comuneros mapuche ante la nula escucha de sus demandas por parte del gobierno.
  3. Ya antes, al asumir el cargo, había explicitado su comprensión de la paz: "los chilenos y chilenas que viven en La Araucanía merecen la paz, merecen vivir en tranquilidad, alejar a los violentos para resolver los problemas". Actualizaba así las palabras negadoras de la identidad mapuche, pronunciadas por el propio dictador en Villarrica, en 1979: "Hoy ya no existen mapuches, porque somos todos chilenos". Esto se suma a la reciente ocupación de la zona con tropas militares lo cual muestra la decisión del gobierno de escalar el conflicto y clausurar toda forma de diálogo.
  4. Condenamos estos hechos que muestran la estrecha complicidad del gobierno, Carabineros y grupos civiles de derecha. Son las mismas complicidades de las que el ministro Pérez fue parte durante la dictadura civil militar. Son las continuidades históricas del genocidio y el despojo del pueblo mapuche, expulsado de su territorio ancestral y negado en su condición de pueblo.
  5. Exigimos al gobierno reconocer los derechos que el sistema internacional de derechos humanos otorga a los pueblos indígenas, y que el Estado de Chile se ha comprometido a respetar a través de diversos instrumentos como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención Americana de Derechos Humanos y especialmente el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales.
  6. Solidarizamos y apoyamos a las y los comuneros y presos políticos mapuche en su legítima lucha por sus derechos y convocamos a todas las organizaciones sociales y de defensa de los derechos humanos a respaldarlos en sus demandas.

Libertad a los presos políticos mapuche

Londres 38, espacio de memorias

Londres 38, memoria, derechos humanos, patrimonio, disputa, memorias, estallido, presente,
Londres 38, memoria, derechos humanos, patrimonio, disputa, memorias, estallido, presente,