Actividades

Londres 38 lanza archivo digital de los presos y presas políticas de la revuelta

Fotografías, afiches, cartas, comunicados, audios y registros audiovisuales componen esta nueva colección del archivo que Londres 38, espacio de memorias, pone a disposición de todas y todos en su sitio web.

Publicado el 11 de diciembre de 2020

Presos 1Tras ocho meses de trabajo colaborativo con distintas organizaciones vinculadas a los y las presas políticas de la revuelta iniciada en octubre de 2019, el área y la comisión de archivo digital de Londres 38, espacio de memorias, lanza esta nueva colección: un repositorio público que contiene 322 registros digitales y audiovisuales, divididos en ocho secciones.

Audios, imágenes, textos y videos, entre los que se incluyen cartas, panfletos, murales, entrevistas y creaciones artísticas tanto de presxs como de familiares, además de organizaciones y personas vinculadas, han sido incluidos en este trabajo de recopilación de materiales, cuyas encargadas fueron Leslie Araneda, coordinadora del Archivo de Londres 38, y Constanza Hidalgo, licenciada en Historia, quien realizó una pasantía en Londres 38 en la misma área, y quien en su postulación propuso la idea en estos términos: "Considero interesante levantar alguna colección de los panfletos y registros actuales que se están realizando desde el 18 de octubre, producciones que sin duda han de tener un importantísimo carácter dicotómico entre la resistencia y la represión estatal".

"Si bien la criminalización de la protesta social no comienza el 18 de octubre con la revuelta, sí se hace masiva y sistemática", comenta Leslie Araneda. "Empezamos a constatar que se extendía la prisión de personas por razones políticas y junto a ello iban emergiendo organizaciones de solidaridad, denuncia y apoyo, las que estaban elaborando muchos documentos en distintos formatos que circulaban por las redes sociales, (...) entonces vimos que desde el archivo podíamos contribuir a visibilizar estos documentos y, colaborar en la denuncia y difusión de la situación que era y sigue siendo urgente", agrega Leslie.

presos 2Este archivo también da cuenta del enfoque de Londres 38 sobre la memoria como un trabajo siempre colectivo de elaboración del pasado que se realiza desde el presente. Bajo esa comprensión, no puede limitar su marco temporal y temático a las violaciones a los derechos humanos perpetradas durante el periodo 1973-1990, como ha sido la visión dominante. Por el contrario, Londres 38 ha buscado ampliar su alcance a las luchas previas a ese periodo, a las y los actores sociales y políticos que las protagonizaron y a los proyectos que sustentaron; del mismo modo se ha ocupado del tiempo actual estableciendo vínculos con ese pasado para contribuir al trabajo de las memorias del presente, entendidas como memorias para la acción, bajo la premisa de que todas y todos somos sujetos de memoria.

Inicios del proyecto

Fue así como el equipo emprendió la recopilación de material en mayo de 2020. "Comenzamos por identificar las formas de organización en torno a las denuncias y solidaridad con las víctimas de prisión política y nos vinculamos con ellas", señala Leslie. De esta manera se contactaron con organizaciones que han encabezado la lucha contra la prisión política: la Organización de Familiares y Amigos de Presxs Políticxs (OFAPP), la Agrupación de Familiares y Amigos Guacoldas, y la Coordinadora 18 de Octubre, para contarles del proyecto y pedirles su colaboración para recopilar materiales con la debida autorización de sus autores y autoras para ser publicados en el sitio web, como para el envío de materiales que permitieran nutrir aún más la colección en marcha.

"Nunca nos cuestionamos siquiera la posibilidad de rechazar una acción así, no solo por lo que significa cualquier registro de un proceso histórico sino porque por el tema que nos convoca, es de vital importancia mantener viva la memoria", afirma Gemita Donoso, integrante de la OFAPP. Asimismo, Camila Sierra, de la Coordinadora 18 de Octubre añade: "Nos interesó participar porque Londres 38 es una organización antigua que está con los derechos humanos y que siempre ha demostrado apoyo a la causa de los pueblos, y no todas las agrupaciones de derechos humanos ni menos los partidos políticos se han interesado por este tema de manera sincera como ustedes lo hicieron". Rubén Rivas, quien forma parte de la Agrupación Guacoldas, comenta que se sumaron a la iniciativa porque reviste un "insumo tanto como para la batalla por la libertad en el aquí y ahora, como también para las batallas por la libertad que puedan venir a futuro".

presos 4La importancia de un archivo de presxs políticxs de la revuelta

Para Leslie Araneda, el proyecto "debe ser un vehículo que colabore en la denuncia y visibilización de esta problemática. El disponibilizar estos documentos digitales y de forma abierta, permite que la denuncia traspase círculos más cercanos y accedan otras personas y se masifique También creemos que el acceso al material de esta colección viene a disputar el discurso oficial que niega la prisión política". Agradece también que pese a la "compleja situación en que se encuentran las y los compañeros que están en prisión, sus familiares y amigos, nos han abierto espacios y han colaborado con tiempo y con dedicación a este trabajo".

​Las y los integrantes de las organizaciones coinciden también en el valor de este proyecto, abordando distintos puntos al respecto. "La prisión política va a continuar, y de hecho todos los días o prácticamente todas las semanas, jóvenes populares siguen cayendo en prisión preventiva, siguen siendo vulnerados sus derechos fundamentales en relación a que no existen garantías de un debido proceso, y por tanto nosotros creemos que un archivo digital como este es darle importancia a la información, difusión y visibilización, y también genera fuentes que desde distintos espacios han emanado de esta situación", dice Rubén Rivas.

Para Camila Sierra, el hecho de que se haya llevado a cabo en formato digital representa un aspecto fundamental, ya que "lo audiovisual es la herramienta que hoy más se usa y dejar un registro y sistematizar cómo se ha avanzado en torno a esta temática, a través de este formato, nos facilita la comunicación rápida y nos permite que la información pueda llegar a más personas". Gemita Donoso, por su parte, lo considera vital, apuntando también a la importancia de lo colectivo en estas iniciativas ya que "hay muchas personas que no entienden la existencia de la prisión política y ahí radica uno de los valores de lo que Londres 38 está haciendo: mostrar a las personas que todavía no entienden el concepto de prisión política, la lucha que hacemos; porque hoy nuestra sociedad es el producto muy bien desarrollado del modelo, donde el individualismo se enquistó y ramificó, un individualismo que no permite empatizar con quien está a tu lado, entonces es distinto que nosotras digamos palabras o mensajes, a que las personas las vean ahí, que vean las imágenes, que tengan acceso a nuestros comunicados. Hoy no tenemos fuerzas para estar organizando ese material, por eso ustedes nos ayudan mucho en poder mostrar nuestra historia".

Nexos afectivos

De esta forma, según comentan las encargadas del proyecto, no sólo comenzó a generarse un importante repositorio de material sino también una mayor vinculación con el tema y lazos afectivos con las y los representantes de las agrupaciones. "Organizarse con las personas mirándolas a la cara, aunque sea online, genera otros planteamientos cuando el objetivo es realmente algo en común y sobre todo algo como que haya justicia para las y los jóvenes que han puesto el cuerpo y la vida para que algo esté cambiando en este país", asegura Constanza Hidalgo.

"Hay que saber conjugar en este tipo de trabajos lo teórico, la disciplina, la práctica, con lo humano y, para mí principalmente, con los afectos, en el sentido de que creo que los afectos son de verdad una disputa política, es un espacio súper político el querer, el amar, incluso el odiar, la rabia que tenemos es súper política y así también el amor que se produce en estos espacios", agrega Constanza. Opinión que es compartida por Gemita: "Ahí es donde nos dimos las manos entre Londres 38 y la OFAPP, porque ustedes hacen una labor que nosotras no podemos, y nosotras tenemos una lucha que ustedes no pueden dar, y para qué vamos a competir si nos podemos complementar. (...) Ver nuestra historia en forma separada de ustedes no se puede, ustedes están con nosotras, son parte de nuestra historia".

Nexos que se evidenciaron durante la presentación a las organizaciones de la colección a las agrupaciones, el pasado miércoles 2 de diciembre, realizado en la Casa Arrau de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano -lugar en el que permanecen realizando un ayuno rotativo familiares y amigos de las personas presas por la revuelta social-. Las emotivas expresiones de solidaridad y el recibimiento que tuvo el proyecto por parte de las agrupaciones, instancia en la que también participó un ex preso político de la dictadura "resume el espíritu que ha tenido esta iniciativa, que está hecha con mucho profesionalismo y también tiene mucho corazón", menciona Leslie.

La proyección del archivo

Darle continuidad al proyecto es uno de los desafíos a resolver, según manifiesta Leslie, "especialmente ante la cantidad de documentación que se sigue generando, su selección y descripción; debemos ser creativas para continuar implementando la colección y potenciar su uso. Este material permite lecturas desde varias perspectivas, por ejemplo sobre uso del lenguaje, aspectos visuales, contenidos, temporalidades; posibilita muchos cruces y reflexiones. Creo que es un material que tiene un objetivo en la urgencia, pero también si lo ponemos en la historia".

"Lamentablemente llevamos todo el año trabajando en el proyecto, ojalá la colección hubiera quedado a medias porque liberaron a todos los jóvenes antes del plebiscito, pero no fue y, lamentablemente, yo creo que esto va a continuar, entonces también creo que hay que seguir organizándose. (…) Hasta hace dos semanas, Sebastián Piñera volvió a negar la prisión política, y yo creo que eso no es menor porque tal vez hoy el tema está siendo acallado, pero en algún momento la historia va a juzgar a Piñera, va a juzgar este momento histórico, y ahí es donde nosotros, desde Londres 38, por ejemplo, vamos a poner sobre la mesa una colección entera que reafirma que sí existe esta prisión política", señala Constanza.

LAS DEMANDAS HOY

Durante 2020, las demandas de las agrupaciones han ido cambiando según el escenario político y social, como por ejemplo la situación de pandemia que ha impulsado a las organizaciones a reclamar el retorno de las visitas suspendidas desde marzo hasta hoy, lo que ha generado que no sólo las personas presas políticas de la revuelta sino toda la población penal no haya recibido la visita de al menos un familiar en meses. "Están abiertos los malls, la gente sale a divertirse, a tomarse una cerveza en un bar, entonces no se justifica que los presos políticos estén sin visita", dice Camila. Para Gemita, este es un método más de castigo para las personas en esa condición y para sus familias: "El gobierno nos quiere dar visitas con distanciamiento social, impidiendo a los prisioneros y prisioneras tener contacto físico con su familia. Imagínate lo que es eso, no has visto a tu familia desde marzo y quieren que estés a un metro de distancia y que no los toques ni puedas abrazarlo. Eso es una brutalidad, es tortura, es otra forma de tortura".

presos 5Sin embargo, pese a estas otras necesarias demandas, hay una que se ha mantenido como la principal exigencia: la libertad sin condiciones de todas las personas presas políticas de la revuelta. "En el caso de Guacoldas, la solución colectiva siempre ha sido una salida política, una solución colectiva y definitiva para todos los presos de la revuelta, sin importar el tipo de delito por el cual fueron procesados, sin importar si son imputados o condenados. (…) Nunca ha habido voluntad política, desde ningún sector de la clase política, ha habido más que nada un saludo a la bandera con algunos proyectos de ley, pero esos proyectos no despegaron porque no hubo voluntad para hacerlo", afirma Rubén Rivas.

Actualmente en la legislación chilena, las causales consagradas en el artículo 93 del Código Penal que extinguen la responsabilidad de una pena, son: la amnistía, el indulto y la prescripción. Para las y los presos políticos, la solución radicaría en las dos primeras. Sin embargo, mientras el indulto extingue la responsabilidad penal, es decir el perdón de una pena, la amnistía extingue el delito mismo, es decir, el perdón del delito (anulando también de esta forma los antecedentes penales), actuando además de manera colectiva y no respecto de una sola persona, como lo es en el caso del indulto.

Por ello, las agrupaciones exigen prioritariamente la amnistía o un proyecto que se le asemeje, garantizando que "todos los prisioneros sean beneficiarios de la libertad, sin exclusiones, sin letra chica, que en este proyecto la libertad de nuestros compañeros y compañeras sea también sinónimo de limpiar los papeles de antecedentes, que se anule el delito por el cual le imputan o por el cual fue condenado", incluyendo también a prisioneros políticos mapuche, explica Gemita.

"Hoy la solución política está tomando la forma de un indulto general, el cual tiene bastantes características de amnistía, porque sería para imputados y condenados y abarca un catálogo de delito bastante amplio, lo que nos da la garantía de poder también presionar en las calles para que ese proyecto de ley sea aprobado", comenta Rubén, agregando que "es importante decir que en esa elaboración del proyecto participa Karinna Fernández, abogada de Londres 38".

Asimismo, para las organizaciones, el mantener un proceso constituyente en curso y la actual situación de la prisión política y la continua violación a los derechos fundamentales de quienes participan en la protesta popular son dos escenarios contradictorios. Rubén asegura que "el no tener resueltas estas situaciones en la sociedad y en la democracia, obviamente hace inviable éticamente un proceso constituyente", acusando también una "evidente desigualdad ante la ley que existe en el país, porque es cuestión de comparar, por ejemplo, el trato que recibieron los fascistas que tenían estos 'utensilios', con el trato que hemos recibido nosotros".

El archivo se encuentra disponible en el archivo digital de www.londres38.cl. Te invitamos a conocerlo y difundirlo para seguir impulsando y apoyando la lucha de familiares y amigos de los y las presas políticas de la revuelta.

Londres 38, presos políticos de la revuelta, prisión política, presos políticos, revuelta social, revuelta popular, prisión, estallido social, protesta, Chile, Piñera
Londres 38, presos políticos de la revuelta, prisión política, presos políticos, revuelta social, revuelta popular, prisión, estallido social, protesta, Chile, Piñera