Noticias

Ex centro de detención, tortura y exterminio de Londres 38 será sometido a peritajes

Buscarían evidencias -huellas biológicas y culturales- que contribuyan a la reconstrucción de la historia de Londres 38 y sirvan como eventuales medios de prueba en los juicios por violaciones a los derechos humanos.

Publicado el 29 de noviembre de 2010

A peritajes arqueológicos forenses será sometida la casa de Londres 38 que funcionó como ex centro de secuestros, torturas, ejecuciones y desaparición forzada después del golpe militar de 1973 y que estuvo a cargo de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA).

imagen recurso_1.jpg

El arquitecto Gastón Durou del IEM de Argentina presentó la experiencia de recuperación del ex centro de detención y exterminio Club Olímpico de Buenos Aires.


La metodología de trabajo, el plan de peritajes, así como los plazos fueron parte de las evaluaciones realizadas en las reuniones que durante tres días sostuvieron tres expertos y directivos del Instituto para la Memoria (IEM) de Argentina con integrantes de la Corporación Londres 38 y especialistas del Centro Nacional de Conservación y Restauración (CNCR) de la DIBAM.

Los peritajes, que comenzarán el año entrante, buscarán huellas biológicas y culturales que contribuyan a la reconstrucción de la historia de Londres 38, las que eventualmente también podrían ser entregadas como medios de prueba a los juicios por violaciones a los derechos humanos que investiga la justicia.

Durante las jornadas de trabajo que se iniciaron el pasado jueves 25 y culminaron el sábado 27 de noviembre en la casa de Londres 38, los especialistas pasaron revista a las experiencias de este tipo que se han realizado en Argentina, donde el IEM trabaja con cinco ex centros de tortura y exterminio como la ESMA, Olimpo y Club Atlético, entre otros.

En Chile, experiencias de este tipo no existen pues la mayoría de los recintos usados por la represión para aplicar su política sistemática de desaparición forzada de personas fueron destruidos. En ese sentido, Londres 38 es una excepción, ya que la casa -en términos generales- se mantiene con su arquitectura casi intacta.

María Rosa Martínez, arquitecta y encargada de Obras del Instituto Espacio para la Memoria de Argentina, explicó que con este trabajado buscan "que ojalá dentro de 300 años alguien pueda mirar esto y vea cómo esto fue un centro de detención y tortura, para que estas cosas no nos sucedan más".

imagen recurso_2.jpg

Rosa María Martínez del IEM-Argentina, Roberto D´Orival, del directorio de Londres 38; y Roxana Seguel del CNCR.


A su vez Roberto D´Orival, del directorio de Londres 38, precisó que hay testimonios de sobrevivientes que indican que en algunas habitaciones de la casa pueden encontrarse las llamadas "huellas culturales", como marcas, rayados y mensajes inscritos en las paredes.

Tampoco descartó que el peritaje pudiera permitir el hallazgo de "huellas biológicas", que permitan contribuir con nuevas informaciones sobre quiénes estuvieron recluidos en el lugar.

Aunque se estima que entre 1973 y 1974 estuvieron secuestrados en Londres 38 más de dos mil personas, no hay una cifra exacta. En tanto hasta ahora hay registros que indican que al menos 96 hombres y mujeres, entre ellas dos que estaban embarazadas, fueron ejecutadas o hechas desaparecer de este centro clandestino.

"En los centros de exterminio y tortura que hubo durante la dictadura de Pinochet no se ha hecho un trabajo de búsqueda, se ha hecho desde el punto de vista arqueológico en los sitios donde se dejaron los cuerpos de las víctimas, pero no en los lugares de detención, de tortura", explicó Roxana Seguel del CNCR, la entidad chilena que trabajará en los peritajes con la asesoría del IEM de Argentina.

Los trabajos de peritajes a Londres 38 forman parte de un programa integral de recuperación y restauración del sitio de memoria, el que, sin embargo, podría verse afectado por la eliminación realizada por este gobierno de los fondos destinados para los trabajos arquitectónicos del lugar, recursos que seguirán siendo reclamados por la Corporación.