Noticias

Cuatro presos mapuche retoman huelga de hambre

Esperando la dictación de condena, los presos mapuche anunciaron este jueves el reinicio de una huelga de hambre en la que solicitan un juicio justo. Los comuneros explicaron que "el Tribunal Oral de Cañete ha arribado a dicha condena basándose, únicamente, en declaraciones de un testigo secreto y de testigos de oídas, es decir, con estándares de prueba inaceptables en cualquier otro lugar del mundo".

Publicado el 16 de marzo de 2011

Cuatro presos mapuche que esperan la dictación de condena el próximo 22 de marzo, todos miembros de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) anunciaron este jueves el reinicio de una huelga de hambre en la que solicitan, tal como el año pasado en una manifestación similar, un juicio justo. Participan en la huelga de hambre José Huenuche Reimán, Héctor Llaitul Carrillanca, Jonathan Huillical Méndez y Ramón Llanquileo Pilquimán, quienes están en la Cárcel de Lebu.

Los comuneros argumentaron a través de un comunicado que "es de amplio conocimiento el extenso proceso investigativo y judicial que se ha desarrollado" en su contra "y de otros trece hermanos bajo la Ley Antiterrorista, cuyo resultado ha sido una condena política a cuatro militantes de la CAM".

Explicaron además que "el Tribunal Oral de Cañete ha arribado a dicha condena basado, únicamente, en declaraciones de un testigo secreto y de testigos de oídas, es decir, con estándares de prueba inaceptables en cualquier otro lugar del mundo".
Los cuatro presos denuncian que no han tenido un debido proceso y que arriesgan altas penas de cárcel, motivo por el cual han decidido "iniciar una huelga de hambre líquida con carácter de indefinida hasta que sus demandas sean conseguidas".

Según detalló la vocera de los presos mapuche, Natividad Llanquileo, los comuneros demandan un debido proceso y juicio justo; la no utilización de testigos secretos ni aplicación de ley antiterrorista. Piden además la nulidad del juicio oral, ser juzgados por un tribunal competente e imparcial, el fin al doble procesamiento en la justicia civil, dado que siguen siendo procesados por la Justicia Militar y el traslado a la cárcel de Angol y condiciones carcelarias dignas.

"Las penas a las que están expuestos son muy altas y ellos no están dispuestos a pasar 30 ó 40 años en la cárcel, por lo que seguirán con esto hasta el final", dijo Llanquileo, vocera del grupo. Añadió que "el Ministerio Público hace lo que quiere, por algo utilizó testigos encubiertos y el gobierno se lava las manos, lo que no estamos dispuestos a aceptar".

Los cuatro comuneros formaron parte del grupo de 34 mapuches que por 82 días mantuvo el año pasado una huelga en Temuco, Concepción, Angol y Lebu, que sólo concluyó tras una larga negociación con el gobierno y la intervención del actual arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati.