Noticias

Sobreseen a inculpados en desaparición de sacerdote Miguel Woodward

La Corte de Apelaciones de Valparaíso confirmó el sobreseimiento de 19 oficiales en retiro que habían sido procesados por la desaparición del sacerdote británico-chileno Miguel Woodward, quien fue detenido pocos días después del golpe de Estado en Valparaíso y murió por la torturas que recibió en el buque-escuela Esmeralda.

Publicado el 27 de julio de 2011

El abogado querellante del caso, Boris Paredes, dijo que estudia presentar ante la Corte Suprema un recurso de queja contra el fallo del jurado, que tildó de "aberrante". Esto, luego que la Corte de Apelaciones de Valparaíso confirmó el sobreseimiento de 19 oficiales en retiro que habían sido procesados por la desaparición del sacerdote británico-chileno Miguel Woodward. El abogado Paredes agregó "nunca había visto algo así, me parece muy grave que un juez que no conoce los antecedentes del caso pretenda echar abajo la investigación".

La decisión la tomaron los magistrados Patricio Martínez y Hugo Fuenzalida, así como el abogado integrante Alberto Balbontín, que rechazaron la apelación de los querellantes.

El sacerdote británico-chileno Miguel Woodward fue arrestado por miembros de la Armada el 19 de septiembre de 1973 en una población de Valparaíso y conducido a la Universidad Federico Santa María, donde fue torturado. Después fue trasladado a la Academia de Guerra Naval, donde siguieron torturándolo hasta que, dado su mal estado, fue llevado al buque escuela Esmeralda, donde murió, aunque su cuerpo jamás fue hallado.

 El sacerdote británico-chileno Miguel Woodward

El sacerdote británico-chileno Miguel Woodward

El abogado Paredes pidió en mayo la anulación de la resolución dictada por un magistrado, que dejó fuera del proceso a estos 19 ex oficiales de la Armada y de Carabineros que estaban acusados por el crimen.

Según el abogado querellante, cuando la investigación ya estaba cerrada el juez Julio Miranda dictó una resolución que exculpó a los 19 militares en retiro, dejando así sin efectos los procesamientos que había en su contra. Por este motivo Paredes pidió la anulación de la actuación del juez Miranda, quien acusó formalmente solo a dos oficiales y ocho suboficiales.

"El recurso de queja ante la Corte Suprema es lo único que nos queda hacer, si no lo hago no me voy a quedar tranquilo", concluyó el abogado.