Noticias

Suprema elimina beneficio de prescripción al fallar una causa de Derechos Humanos

Por primera vez en cuatro años, una sentencia definitiva en una causa de detenido desaparecido dictada por la Corte Suprema no contempla la media prescripción que rebaja la pena de cárcel a los ex represores.

Publicado el 25 de mayo de 2012

La Sala Penal de la Corte Suprema al dictar sentencia definitiva en la investigación por el secuestro calificado de Rudy Cárcamo Ruiz, ocurrido en Talcahuano el 27 de septiembre de 1974 cambió la jurisprudencia que había adoptado hace cuatro años y eliminó el beneficio de la media prescripción para rebajar las penas a los responsables de las violaciones a los derechos humanos durante el régimen militar.

En fallo unánime, los ministros Milton Juica, Hugo Dolmestch, Carlos Künsemüller, Haroldo Brito y el abogado integrante Luis Bates, determinaron que cinco responsables de este crimen de lesa humanidad deben cumplir las penas señaladas en la cárcel y no de forma remitida o en libertad vigilada como lo habían adoptado en votación dividida en los últimos años.

En este caso, las penas por la desaparición de Rudy Cárcamo quedaron en cinco años y un día, sin beneficios para Hugo Nelson González D'Arcangeli, Víctor Ernesto Donoso Barrera, Conrado Alfredo Sesnic Guerricabeitia, Osvaldo Francisco Harnish Salazar, y José Raúl Cáceres González.

En primera instancia, la Corte de Apelaciones de Concepción había determinado penas  de 541 días con el beneficio de la remisión condicional de la pena para cada uno de los condenados.

Rudy Cárcamo Ruiz estaba casado y tenía un hijo al momento de su detención. Era obrero, militante del MIR, y fue detenido el día 27 de noviembre de 1974, alrededor de las 22:00 horas, cuando se presentaron en su domicilio tres agentes de civil armados que se identificaron como policías Luego de arrestar a Cárcamo los agentes dijeron que lo llevarían al Cuartel de Investigaciones. Sin embargo, esto no era efectivo, ya que se supo que fue conducido de inmediato a la Base Naval de Talcahuano, donde, esa misma noche, otro detenido, Jaime Oehninger Gatica, debió identificarlo, fecha desde la cual permanece desaparecido.