Actividades

Londres 38 participa en la campaña "Tu trabajo vale"

Con la participación de organizaciones sociales, sindicatos y el movimiento estudiantil, la Fundación Sol mantiene una fuerte campaña para democratizar el debate sobre el salario mínimo y las relaciones laborales. La campaña "Tu trabajo vale" también cuenta con el respaldo de organizaciones gremiales, así como la pequeña y mediana empresa que coinciden en la idea de que la principal causa de la desigualdad en Chile radica en el mundo del trabajo.

Publicado el 13 de julio de 2012

Chile está entre los quince países con peor distribución del ingreso en el mundo y en donde el per cápita autónomo del 5% de los hogares más rico, es 830 veces mayor que el del 5% de los hogares más pobres. Ello explica que el 56 por ciento de los trabajadores chilenos laboren a tiempo parcial (subempleo) y que 1 millón 100 mil asalariados no tenga contrato. Fundación Sol constata que el empleo tercerizado pasó de un 11 por ciento en el 2010, a un 17 por ciento durante el 2012.

imagen recurso_1.jpg

"Esto nos muestra una tendencia que el mercado laboral está generando cada vez más puestos de empleo precario, esto se une al fenómeno de subempleo, es decir, personas que consiguen empleo por unas horas, siendo que necesitan trabajar por más tiempo, sumado también a los bajos salarios que se pagan en Chile, donde el 76 por ciento gana menos de 350 mil pesos. Esos elementos muestran una fragilidad de nuestro mundo del trabajo, por lo que es urgente ponerse a pensar y discutir estos temas para generar políticas estructurales", explicó Valentina Doniez, investigadora de la Fundación Sol, quien fustiga la intención del gobierno de reducir los salarios en tiempos de crisis, como la que sacude a los grandes mercados mundiales. "Nos parece muy negativo que las autoridades salgan felicitándose mes a mes por las buenas cifras y diciendo que casi hay pleno empleo y hoy, contradictoriamente, empiezan a hablar de una posible crisis", afirmó Doniez.

Con el objetivo de vincular las luchas históricas de los trabajadores con las que hoy movilizan a vastos sectores sociales, Londres 38, espacio de memorias, forma parte de la articulación de esta campaña. La herencia de la dictadura en el mundo del trabajo ha sido devastadora; sobre todo, porque afecta y permea a toda la sociedad. El Plan Laboral, el modelo de relaciones laborales, la pérdida del poder de los trabajadores, la exaltación de la individualidad contra la legitimidad de la negociación colectiva, la criminalización de la huelga -reacción a la amenaza que representó su envergadura durante el siglo XX-, la reivindicación gremial como objetivo único de las organizaciones que implica el aislamiento de los trabajadores del movimiento social, y la instalación del neoliberalismo omnipresente y omnipotente, han sido las acciones que han transformado al mundo del trabajo en un espacio mutilado en sus derechos y en su capacidad de acción.

Londres 38, espacio de memorias, rechaza estas prácticas provenientes desde el Estado y consolidadas por los gobiernos de turno, y promueve entonces el debate público de estos temas, aspirando a "la construcción de una sociedad, que reconoce el derecho a todos los grupos sociales, en particular a los más oprimidos, marginalizados e invisibilizados, para participar, disputar y proponer nuevas formas de convivencia social, que garanticen los derechos humanos fundamentales y los derechos políticos, económicos, sociales y culturales de todos y todas los y las ciudadanas, como condición del Nunca Más al terrorismo del Estado", como señala su Marco Ético Histórico Político.