Noticias

Ex represores del Comando Conjunto reciben beneficios carcelarios

El juez Milton Juica en 1992 los condenó a presidio perpetuo por el Caso Degollados, hoy el consejo técnico de Gendarmería les otorga salida dominical. Después de 20 años, el coronel (R) Guillermo González Bentacour y el sargento (R) José Fuentes Castro, ambos ex integrantes del Comando Conjunto y autores del secuestro y homicidio de José Manuel Parada, Manuel Guerrero y Santiago Nattino, reciben beneficios de libertad.

Publicado el 04 de septiembre de 2012
imagen foto_portada.jpg

El coronel (R) Guillermo González Bentacour y el sargento (R) José Fuentes Castro, ambos ex integrantes del Comando Conjunto y condenados a prisión perpetua simple por el asesinato de tres profesionales comunistas en 1985, obtuvieron el beneficio de salida dominical otorgado por el consejo técnico de Gendarmería.

Ambos ex agentes de la Dirección de Comunicaciones de Carabineros (Dicomcar) empezaron a cumplir condena en abril y mayo de 1992 tras ser condenados por el juez Milton Juica como autores de los secuestros seguido de homicidio de José Manuel Parada, Manuel Guerrero y Santiago Nattino y como autores de los secuestros de otras seis personas en marzo de 1985. El crimen de los tres profesionales es conocido como el "Caso Degollados".

Junto a González y Fuentes, que cumplieron 20 años de prisión, también otros represores recluidos en Punta Peuco recibieron beneficios carcelarios. Es el caso de Otto Trujillo Miranda (también conocido como "Colmillo Blanco") condenado a cinco años de presidio menor en su grado máximo como autor del secuestro calificado con resultado de homicidio de David Urrutia Galaz, ocurrido en 1975.

Otro de los beneficiados por Gendarmería, que para estos casos debe contar con la aprobación del ministro de Justicia, es el mayor de Ejército Emilio Neira, ex agente de la CNI, condenado a ocho años y un día como autor de los homicidios calificados de Recaredo Ignacio Valenzuela Pohorecky y José Joaquín Valenzuela Levi, cuando el organismo represivo llevó a cabo la llamada Operación Albania y asesinó entre el 15 y 16 de junio a doce militantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

En tanto, César Luis Palma Ramírez, conocido como "El Fifo" ex agente del Comando Conjunto, que ha sido condenado por diferentes homicidios (David Urrutia, Carlos Contreras y secuestro calificado de Humberto Fuentes Rodríguez) logró la salida diaria y quedó sujeto a reclusión nocturna. Palma Ramírez sigue siendo investigado en otras causas de violaciones a los derechos humanos.

Indignación

Manuel Guerrero, hijo del profesor y dirigente comunista del mismo nombre asesinado por el Comando Conjunto en marzo de 1985, lamentó la decisión, que calificó de "insólita y dolorosa",  y recalcó que "el Estado le da la espalda nuevamente a las víctimas y favorece la impunidad".

"Gendarmería de Chile, en un gobierno de derecha presidido por Sebastián Piñera, está otorgando beneficios carcelarios a los autores materiales directos del asesinato de mi padre, José Manuel Parada y Santiago Nattino, continuando un antecedente perverso que fue cuando el presidente Lagos también indultó al asesino material de Tucapel Jiménez, dirigente sindical degollado. Esto nos entristece mucho, porque el Estado borra con el codo lo que escribió con la mano y son muchísimas, miles, las familias que en este caso veían una luz de esperanza de que en Chile el Estado era capaz de hacer justicia", afirmó en entrevista a Radio Universidad de Chile.