Noticias

Obra artística releva la desaparición de José Huenante

La desaparición en el año 2005 del joven mapuche José Huenante ha sido nuevamente objeto de una muestra de arte. Esta vez en el trabajo de Paula Arrieta en el marco del proyecto Sala de Carga.José Huenante, de 16 años de edad, fue detenido el 3 de septiembre de 2005 en Puerto Montt por una patrulla de carabineros y desde entonces se desconoce su paradero. Las investigaciones judiciales han logrado individualizar a los autores del hecho, pero la causa se encuentra paralizada en los tribunales militares.

Publicado el 19 de octubre de 2012

Sala de Carga es un proyecto financiado por Fondart que busca dinamizar los espacios en que se muestra el arte, lo que se hace a través de un contenedor metálico que "saca a pasear" la galería por distintas puntos de la Región Metropolitana. Tiene como objetivo desarrollar estrategias de apropiación del espacio público: es este último el que propicia el encuentro entre las obras y los visitantes de la muestra. Es la comunidad quien recibe la muestra, y no el espacio es el que espera al espectador.

imagen foto_portada.jpg

Sala de Carga tuvo cinco estaciones, cada una con una muestra diferente. La participación de Paula Arrieta fue mostrada en la última estación, que se ubicó en Santiago Centro, frente a la entrada del Teatro Municipal, en Agustinas con San Antonio.

El proyecto de Paula Arrieta se titula "A los 3 días de Septiembre", en alusión al día de la desaparición de José Huenante. "Aprovechando la vocación de espacio público de la galería, me interesó presentar un trabajo que cumpliera una doble función: por un lado reflexiva, acerca de los hechos que ponen en jaque la democracia en Chile y, por otro lado, informativa. Muy poca gente sabe quién es José Huenante y qué fue lo que sucedió con él", dice la artista.

"La convocatoria de Sala de Carga planteaba como eje reflexivo los conceptos de desplazamiento y desgaste. Yo me propuse cruzar este último con el concepto de Memoria. Propuse entonces una obra en dos partes: por un lado, monté un puñado de textos poéticos que explican el contexto y los hechos que determinaron la desaparición de José Huenante. En todos ellos se repiten una y otra vez la palabra "Huenante" -que a la vez era el primer y segundo apellido de José-, replicando la experiencia de cuando una palabra se dice tantas veces seguidas que pierde su sentido, desgasta su sentido", explica Paula Arrieta.

Para la obra se dispuso de una resma de impresiones con la imagen de los ojos de José Huenante, disponibles para ser retiradas por el púbico asistente. La primera impresión es casi una hoja en blanco, una imagen muy tenue, y gradualmente, a medida que van llevándose cada hoja va a apareciendo la versión nítida, en impresiones más contrastadas de la misma imagen. "La acción de las personas -la de llevarse cada uno una impresión- hace aparecer un desaparecido, contrarrestando el desgaste que en la memoria produce el paso del tiempo", añade.

Paula Arrieta trabaja con el tema de la memoria. "De José Huenante me enteré a través de la prensa y las iniciativas que el año pasado impulsó Londres 38 de intervención en la vía pública", relata la autora, en referencia a la intervención urbana que realizó Londres 38, espacio de memorias, en agosto de 2011, cuando convocó a diez destacados artistas a producir obras relativas a la desaparición de Huenante que luego fueron llevadas a gigantografías instaladas en diez edificios de la Alameda (ver abajo información completa).

La muestra de Sala de Carga fue recibida con mucha curiosidad. La presencia del contenedor en un lugar de tránsito masivo de personas lograba una alteración del paisaje habitual de la ciudad. Esa misma particularidad llevó a muchas personas a entrar a la galería y dedicar un rato a las obras que ahí estaban. Añade Paula Arrieta: "En el trabajo que presenté, particularmente, se daba una suerte de silencio: la lectura de los textos exigen una detención especial, un tiempo y un ritmo que es más bien interior. Muchas de las personas que se enfrentaron a la obra, la gran mayoría, no sabían de este caso, y no solamente pudieron acercarse a los hechos, sino también y a través de la interacción que obra presentaba, tuvieron la oportunidad de llevarse algo, una imagen, como símbolo de esa persistencia con la que necesitamos actuar para evitar el olvido".


Información sobre Sala de Carga


Información sobre intervención urbana de Londres 38, espacio de memorias