Noticias

Intentos fallidos de reconciliación y el cierre del Penal Cordillera

En torno a la conmemoración de los 40 años del golpe de estado han proliferado gestos y declaraciones de perdón y reconciliación. La decisión del presidente Sebastián Piñera de cerrar el Penal Cordillera es parte de esos gestos más retóricos que efectivos puesto que los privilegios se mantendrán en Punta Peuco y la justicia, tan esquiva hasta ahora, no ha alcanzado a los responsables civiles y militares de las violaciones a los derechos humanos en dictadura ni ha permitido establecer la verdad completa.

Publicado el 30 de septiembre de 2013
Protesta afuera de la cárcel

Protesta afuera de la cárcel

Es preciso recordar que varios de los presos que estaban recluidos en el Penal Cordillera recobrarán la libertad en dos o tres años, a pesar de haber sido condenados como responsables por crímenes horrendos.

Pese a que los crímenes de la dictadura suman más de 3 mil casos de detenidos desaparecidos o ejecutados y que para ejercer la represión funcionaron más de mil lugares de reclusión en todo el país donde se aplicó sistemáticamente la tortura y tratos degradantes, son solo 868 los ex represores encausados desde 1998 (procesados, imputados o condenados), de los cuales apenas un 30% tiene sentencia definitiva. Más aún, solo 62 personas cumplen penas efectivas de cárcel, de las cuales hoy 53 están en el penal de Punta Peuco.

Un número importante de los actuales condenados que cumplen prisión efectiva saldrán en libertad en los próximos meses al cumplir sus penas rebajadas por la llamada media prescripción, mientras varios de ellos ya tienen beneficios carcelarios como la "salida dominical". Justamente en estas condiciones estaba el general en retiro Odlanier Mena, quien se suicidó la semana pasada. El ex jefe de la CNI cumplía condena por el asesinato de tres militantes socialistas ocurrido en 1973 en Arica, durante el paso por esa ciudad de la llamada "Caravana de la muerte". Mena no estaba condenado por ninguno de los crímenes y delitos cometidos durante su mando en la CNI (Ver "Operación retiro de televisores", capítulo del libro Los crímenes que estremecieron a Chile).

Amplios sectores sociales y políticos, así como las organizaciones defensoras y promotoras de los derechos humanos han rechazado los privilegios que tiene la cárcel militar de Punta Peuco en comparación a la realidad que viven millares de reclusos en los penales comunes. Tal desigualdad no se condice con la gravedad de los crímenes cometidos por los militares y ex represores, que además se han caracterizado por no colaborar con la justicia y obstruir permanentemente los procesos. Es hora de poner fin a la cárcel exclusiva para violadores de los derechos humanos, quienes deben ser llevados a penales comunes dada la gravedad de sus crímenes.

Estas desigualdades ante la ley, los privilegios de los ex represores, las bajas sentencias que han recibido y sobre todo la permanente negación de sus crímenes, como quedó en evidencia con las entrevistas en TV del ex jefe de la DINA Manuel Contreras, hicieron naufragar los esfuerzos por imponer un discurso reconciliatorio hegemónico durante las semanas de conmemoración de los 40 años del golpe de Estado.

Ante estos gestos y manifestaciones de "perdón" y reconciliación, Londres 38 espacio de memorias hace un llamado a los autoridades políticas, de las Fuerzas Armadas, policiales y de seguridad, y a los miembros del Poder Judicial a transformar sus declaraciones en actos concretos y a adoptar todas las medidas necesarias para alcanzar una verdad y justicia plenas, lo cual pasa por  impulsar procesos efectivos de investigación judicial, desclasificar los archivos de la represión que sabemos aún existen en poder de diversos organismos del Estado y depurar las Fuerzas Armadas de todos aquellos miembros vinculados con las violaciones a los derechos humanos, los que además deben ser despojados de sus grados y medallas.

Llamamos a los candidatos y candidatas a la Presidencia de Chile a pronunciarse sobre estos temas ahora.
Santiago, septiembre de 2013

Ver "Operación retiro de televisores"

Texto no definido
Texto no definido