Noticias

Cae un represor pero otros dos siguen prófugos

En Linares, hace pocos días, fue capturado el retirado mayor de Ejército Patricio Kellet Oyarzún, jefe de Inteligencia del regimiento de Valdivia en 1973, desde donde dirigió la represión en la zona. Acusado de secuestros y torturas su arresto se produjo luego de seis meses de eludir a la justicia. Sin embargo, la Policía de Investigaciones (PDI) aún tiene pendiente otros arrestos de criminales de lesa humanidad que están prófugos, ya están condenados por la justicia y se resisten a ingresar a la cárcel.

Publicado el 09 de junio de 2015
Ricardo Lawrence Mires

Ricardo Lawrence Mires

Se trata de los ex agentes de la DINA Ricardo Lawrence Mires y Daniel Cancino Varas, ambos son criminales y violadores de los derechos humanos vinculados a numerosas causas, fueron parte de las estructuras operativas de la DINA y tienen información sobre el destino final de los detenidos desaparecidos.

Es necesario que el gobierno -del cual depende la PDI y que recién cambió de mando superior- indique a la policía la prioridad y urgencia que tiene encarcelar a estos criminales, para así evitar que la impunidad siga imponiéndose.

Daniel Cancino Varas ingresó a la DINA en junio 1974. Llegó en comisión de servicio desde la Policía de Investigaciones a la DINA y formó parte de los grupos de interrogadores-torturadores. Cancino era de los más jóvenes del grupo de detectives que en su mayoría había pertenecido a la Policía Política.

Cancino en corto tiempo pasó a integrar un equipo operativo al ser destinado al grupo Vampiro que dirigía el entonces teniente Fernando Lauriani (DINA asignado por el Ejército).

Daniel Cancino hasta el año 2000 siguió en Investigaciones, no obstante su protagonismo en los procesos de detención, interrogatorio y tortura en los centros secretos en los cuales estuvo: Londres 38, José domingo Cañas y Villa Grimaldi. Su último cargo en Investigaciones fue el de jefe de la Jefatura de Inteligencia Policial (JIPOL), para luego jubilarse.

Daniel Cancino Varas

Daniel Cancino Varas

Daniel Cancino Varas es requerido para cumplir condena de 15 años por causa rol 2.182-98 "Villa Grimaldi" por la responsabilidad en la detención y desaparición de Carlos Eduardo Guerrero Gutiérrez, militante del MIR detenido el 31 de diciembre de 1974 por agentes de la DINA en Ñuñoa, y luego trasladado al centro clandestino Villa Grimaldi. La causa es llevada por el ministro Leopoldo Llanos Sagristá.

Ricardo Víctor Lawrence Mires fue jefe del grupo operativo Águila, que dependía de la Brigada Caupolicán. Estuvo en los centros secretos de Londres 38, Venda Sexy, José domingo Cañas, Villa Grimaldi y Simón Bolívar. Participó en la represión dirigida hacia el MIR, el Partido Socialista y el Partido Comunista.

Fue procesado en el caso de Alfonso Chanfreau Oyarce, y obtuvo condena definitiva de la Corte Suprema el 30 de abril de 2015. También condenado en casos de Alejandro de la Barra y Ana María Puga, todos militantes del MIR.

Por la desaparición forzada de Alfonso Chanfreau, el ex agente de la DINA fue condenado a 10 años de cárcel, mientras que por los crímenes de Puga y de la Barra a 15 años y un día. Ambas causas han sido investigadas por el juez Jorge Zepeda. También está condenado en un proceso por detenciones y torturas de ex presos políticos en Villa Grimaldi.

Ambos se encontrarían en Chile.