Noticias

Londres 38 en situación de riesgo: ministra de Bienes Nacionales y subsecretaria de Derechos Humanos visitan el lugar

La organización busca asegurar la realización de un proyecto de restauración integral que permita rescatar este espacio de memoria del ruinoso estado en que lo dejaron sus antiguos ocupantes.

Publicado el 30 de noviembre de 2016
imagen foto_portada.png

La ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma, la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Fries y la directora de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas (MOP) Claudia Silva.

La recuperación de Londres 38 es urgente. Lamentablemente la primera iniciativa, comprometida en el anterior gobierno de la Presidenta Bachelet, quedó paralizada por la reasignación de recursos en el gobierno de Sebastián Piñera. Londres 38 ya no puede esperar más ya que su estado de conservación presenta un riesgo inminente de pérdida patrimonial.

La ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma, la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Fries y la directora de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas (MOP) Claudia Silva visitaron el lugar para conocer en terreno su estado y avanzar en una solución. La iniciativa ya cuenta con formulación y ha sido favorablemente aprobada por el Ministerio de Desarrollo Social (MIDESO).

En la oportunidad, se realizó una visita inspectiva por la casa a fin de revisar el deterioro y los riesgos existentes. Por parte de Londres 38 participaron la arquitecta Macarena Silva, el guía Leolpoldo Montenegro, Viera Stein y Magdalena Navarrete, ambas miembros de la organización, quienes mostraron el trabajo arqueológico realizado y expusieron sobre las actividades que se desarrollan cotidianamente en Londres 38, y su visión sobre el espacio de memoria concebido como un lugar estrechamente vinculado al presente.

El inmueble fue entregado al colectivo en el año 2011, desde ese momento se ha realizado una serie de obras de reparación de carácter parcial ya que la opinión unánime de arquitectos y especialistas es que se requiere una intervención integral, para lo cual se espera ahora obtener los recursos necesarios. Actualmente se encuentra comprometido el 50% de ellos por parte de la Subsecretaría de desarrollo regional (SUBDERE).

Finalmente se realizó un punto de prensa en el cual ambas autoridades comprometieron el apoyo del gobierno al proyecto de restauración, destacando su calidad y el profesionalismo de quienes han trabajado en él. Asimismo, subrayaron la necesidad y urgencia de contar pronto con la aprobación por parte del Gobierno regional del 50% restante del presupuesto, sobre lo ya comprometido por la SUBDERE.

La iniciativa de recuperación contempla estudios de consolidación estructural, normalización para uso público y restauración, peritajes arqueológicos para la búsqueda de huellas del periodo represivo, y una museología y museografía adecuada y pertinente para el proyecto de espacio de memoria definido por la organización Londres 38.

Este es un proyecto inédito en Chile ya que el sitio es uno de los pocos que se encuentran en pie y con alto nivel de integridad y autenticidad lo que, sumado a su historia y a la recuperación arqueológica que se espera realizar, constituirá a Londres 38 como la primera experiencia de este tipo en el país.

A solicitud de la organización, se ha formado una mesa de trabajo encabezada por el Ministerio de Bienes Nacionales, propietario del inmueble, Londres 38, la Subsecretaría de Desarrollo Regional y la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, con la finalidad de concretar el compromiso del gobierno de recuperar este espacio.

Lo anterior, en el contexto de la deuda que el estado tiene en la materia ya que, del total de más de mil sitios identificados, solo 16 cuentan con el reconocimiento como monumento histórico y no existe una política de declaratoria territorial, estratégica y representativa de recuperación de estos sitios.

El rol de estos lugares es contribuir al ejercicio efectivo del derecho a la verdad y a la memoria que debe ser garantizado por el estado. Así, su valor no solo radica en la necesidad de una referencia testimonial de lo que allí ocurrió, si no en la promoción de los debates y reflexiones presentes que abran las posibilidades de transformación de la sociedad en una perspectiva de respeto de los derechos de las personas.

A pesar de su estado de conservación, el lugar recibe anualmente más de 20 mil visitas y, solo en el Día del Patrimonio, asisten alrededor de 2300 personas, siendo uno de los sitios más concurridos. Con la intervención que se espera realizar, se proyecta superar las 45 mil visitas anuales.