Actividades

Stella Segado, ex directora de Derechos Humanos del Min. de Defensa de Argentina

“La memoria es hoy, es acción, no un acto conmemorativo”

Segado es la única mujer que en Argentina condujo un trabajo que permitió entrar a las unidades militares, retener documentación y sellar lugares donde había archivos de interés, para establecer la verdad sobre las violaciones a los derechos humanos en dictadura. Para ello contó con el respaldo y la voluntad gubernamental de generar políticas de recuperación y difusión de archivos de la dictadura argentina.

Publicado el 12 de junio de 2017
Stella segado

Stella Segado es una de las personas que más sabe de archivos de derechos humanos en Latinoamérica. Fue directora de Derechos Humanos del Ministerio de Defensa entre los años 2013 y 2015, además de haber participado en el Grupo de Relevamiento y Análisis Documental (GERAD), en la búsqueda de información sobre casos de asesinados, desaparecidos y torturados en la dictadura trasandina. La semana pasada visitó Chile como Integrante de territorios clínicos de la memoria, para participar en el Tercer Seminario Interdisciplinario de Archivos de Chile. También aprovechó su estadía para compartir su experiencia con Londres 38 y el Archivo Fech.

Stella tiene claro que el camino por la liberación y publicación de archivos secretos de la dictadura se debe sostener sobre la movilización social y política. Que nada se puede avanzar si la sociedad no pone prioridad a la búsqueda de verdad y justicia. Sólo eso sustentó el trabajo de decenas de archiveros, que iluminaron los espacios más oscuros del Ministerio de Defensa con las verdades que entregan los documentos que hallan en sus investigaciones.

Londres 38: Fuiste directora de Derechos Humanos del Ministerio de Defensa entre los años 2013 y 2015 y ahí pudiste trabajar en la desclasificación de archivos de la dictadura.¿Cómo fue trabajar en el mismo ministerio, con militares, liberando dicha información? ¿Se interpusieron trabas de parte de los mismos militares a ese trabajo?

Todas las tareas que se dirigían desde la Dirección Nacional de Derechos Humanos eran acatadas por militares, pero con incomodidad, ya sea de políticas de género o de archivos.

El trabajo de archivos fue un gran desafío, cuando yo llegué al Ministerio ya había un equipo formado hace pocos meses, para que hicieran relevamiento sobre qué documentos podían servir para los juicios. Y ya se les había terminado el contrato cuando llegué, pero se les renovó su contrato y a lo largo del año fui haciendo un proyecto para incluir archiveros, digitadores y conservadores. Y fue un trabajo complejo, porque por un lado, teníamos la capacidad de entrar a todas las unidades militares y a la vez, teníamos la capacidad para retener documentación y sellar lugares donde hubiese documentación, y eso generaba incomodidad, tanto para los jefes militares como para nosotros. Pero teníamos claro que había una decisión profunda de trabajar en políticas públicas sobre memoria. Había juicios funcionando, había mucha esperanza en la gente, incluso muchos se acercaron a hacer denuncias que nunca habían hecho.

La tarea no fue fácil, por supuesto que hubo militares que se oponían o que trataban de poner freno al trabajo, pero había otros que realmente acompañaron la tarea. De hecho, nosotros formamos 170 militares en archivística para trabajar con documentación.

Con el gobierno de Mauricio Macri ¿Sabes si se continuó con esta política de archivos y liberación de información clasificada?

Lamentablemente hubo en retroceso en las políticas de derechos humanos en varios ministerios, se desarmaron varios programas que se relacionaban con políticas de memoria. En el Ministerio de Defensa continúa la Dirección de Derechos Humanos, pero se les redujo el presupuesto al equipo de archivo y se les enfocó en revisión de documentos históricos, no de la dictadura. De todas formas, ellos deben responder a la demandas de jueces que les solicitan archivos, pero ahora se demoran, no encuentran documentos…

¿De qué manera la búsqueda de documentos y archivos pudo apoyar causas judiciales sobre víctimas de la dictadura?

Stella segado 2

A partir del relevamiento de documentos pudimos entender primero cuáles eran los criterios de clasificación, cómo funcionaban los archivos legales y del área de Bienestar de Defensa, y una vez que se comprendió la burocracia y el trabajo administrativo de la carrera militar, estudiamos las reglamentaciones que los regían: cómo funcionaba la ley militar, los estados mayores, etc. A partir de eso, trabajamos en reconstruir cómo funcionaban las estructuras represivas. Los territorios estaban divididos por zonas, en Argentina había cinco zonas militares. Pudimos reestructurar quienes eran los encargados de zonas y así saber quienes estaban a cargo de esos lugares y de sus estructuras represivas, su logística, cuales eran los operativos que realizaban. Y la documentación que avalaba eso la enviamos a los juicios correspondientes.

Supongo que también hubo destrucción de gran cantidad de archivos ¿Tenían un cálculo de cuántos archivos destruidos o nunca pudieron acceder a esa información?

En los años ochenta hubo una gran destrucción de archivos, sobre todo de inteligencia. Luego, hubo otro tipo de negligencias, archivos que extrañamente se incendiaron, sobre todo en los noventas pasaron cosas así. De todas formas, por cómo funcionan las centrales de información de las Fuerzas Armadas, se pueden reconstruir esos archivos, la información que no tiene la Marina la podrá tener la Fuerza Aérea... Yo creo que se puede reconstruir bastante.

¿Crees que sería replicable el trabajo de archivos que hiciste en Argentina en el Ministerio de Defensa, acá en Chile?

Creo que hay tiempos políticos diferentes en cada país. Yo cuando escucho lo que pasa acá, me recuerda mucho a la política de memoria que tenía Argentina en los noventa, cuando no había acceso a los archivos, no había juicios... Me parece que Argentina fue vanguardia con la lucha de las madres, las abuelas, y tiene una larga historia en esta lucha. Cada país debe ir haciendo su camino, me parece que lo que hicimos en Argentina es una práctica interesante para repensarla en otros países, pero sobre todo es una lucha de la sociedad. Hay cosas de consenso social en Argentina que no se transan, como el tema de la memoria, es parte de una presión social muy fuerte y eso hay que empoderarlo aquí. Si la sociedad no empuja, es difícil.

¿Cúal crees tú es la importancia de los archivos de memoria para el presente? ¿Y por qué es fundamental la recuperación y la liberación de los archivos que están en poder del Estado?

Me parece que el derecho de todo ciudadano a la verdad es lo primero, lo más importante, y el segundo motivo, el acceso a la información pública. La reconstrucción de la memoria histórica me parece fundamental para que no vuelvan a suceder ciertos hechos, porque no basta con liberar ciertos archivos. La memoria es hoy, es una acción, no es un acto conmemorativo de vez en cuando, y para eso los documentos son importantes, porque el documento habla por sí solo, nadie puede interpretar un doble sentido, y por eso, ese valor que tienen los documentos, pocas cosas lo tienen. Por eso son importantes los archivos: nadie puede ponerlos en duda.

Ver más:

Archivos, archivos secretos, stella segado, argentina, memoria, derechos humanos, impunidad, dictadura.
Archivos, archivos secretos, stella segado, argentina, memoria, derechos humanos, impunidad, dictadura.