Actividades

Sobre declaraciones de las FF.AA. y el Ministerio de Defensa

Londres 38, espacio de memorias, rechaza las recientes declaraciones emitidas por tres ramas de las Fuerzas Armadas, ya que constituyen una nueva amenaza que no debe ser minimizada ni tolerada.

Publicado el 19 de abril de 2021

Sobre declaraciones de las FF.AA. y el Ministerio de Defensa

Londres 38, espacio de memorias, rechaza los recientes pronunciamientos de las tres ramas de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) que, de manera concertada, y con el respaldo del Ministerio de Defensa, han emitido juicios que no les corresponde expresar sobre un programa televisivo.

Este es un grave acto de deliberación. Quienes detentan el monopolio de la fuerza no pueden ni deben hacerlo, sea sobre este tema o sobre cualquier otro. Esta obligación de las FF.AA. y policiales, y su subordinación a la autoridad civil, constituyen un estándar básico de todo sistema que se precie de democrático. Por ello, sus dichos no pueden ser igualados a los del resto de la sociedad.

Estas expresiones dan cuenta, una vez más, que las FF.AA. siguen profesando doctrinas propias del pasado dictatorial, mientras continúan protagonizando episodios de violación sistemática a los derechos humanos y corrupción, ahora bajo un prolongado estado de emergencia que ha normalizado la represión y la prisión política, así como la persecución, agresiones, amenazas, espionaje y hostigamiento a medios de comunicación, periodistas y fotógrafos. Por ello, estas declaraciones constituyen claramente una nueva amenaza que no debe ser minimizada y, menos, normalizada como una práctica a tolerar.

El respaldo del ministro de Defensa demuestra que este gobierno no solo acepta la deliberación de las FF.AA. sino que la estimula y hoy, también, se hace parte de la amenaza implicada en estas declaraciones. Amenaza que atenta directamente contra la libertad de expresión, derecho fundamental y requisito de una sociedad democrática y respetuosa de los derechos humanos.

Contra este tipo de prácticas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha establecido que "La censura previa, interferencia o presión directa o indirecta sobre cualquier expresión, opinión o información difundida a través de cualquier medio de comunicación oral, escrito, artístico, visual o electrónico, debe estar prohibida por la ley". De igual forma, los condicionamientos previos como la "veracidad, oportunidad o imparcialidad por parte de los Estados son incompatibles con el derecho a la libertad de expresión". Así, el gobierno está contraviniendo principios que el Estado de Chile está obligado a respetar.

Estas formas de violencia estatal y discursos estigmatizadores son resabios de un pasado que persiste después de más de tres décadas, pero que la decidida voluntad y movilización del pueblo movilizado podrá superar, desbordando, como ya lo ha hecho, los límites y obstáculos impuestos.

Londres 38, espacio de memorias

Londres 38, estallido social, derechos humanos, Fuerzas Armadas, medios de comunicación, amenaza, libertad de expresión, Ministerio de defensa,
Londres 38, estallido social, derechos humanos, Fuerzas Armadas, medios de comunicación, amenaza, libertad de expresión, Ministerio de defensa,