Historia

En los primeros días posteriores al golpe de Estado, la dictadura ocupó y se apropió de Londres 38 y, durante poco más de un año, utilizó el lugar como centro de operaciones de la naciente Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), desde donde se concibió, planificó y llevó a cabo la política sistemática de detención, tortura, exterminio y desaparición de los opositores políticos, parte de los cuales comenzaban ya a organizar la resistencia a la dictadura.

Dirección de Inteligencia Nacional (DINA)

La historia que convirtió a Londres 38 en un sitio histórico es aquella que comienza con el golpe de Estado y con la creación de la DINA y el inicio de su accionar que significó miles de personas detenidas, desaparecidas y/o ejecutadas. Creada de facto en noviembre de 1973, su existencia fue formalizada recién el 14 de junio de 1974, mediante el Decreto Ley 521. El oficial de ejército, designado a cargo del organismo, fue el teniente coronel de Ingenieros Manuel Contreras Sepúlveda quien respondía directamente a Augusto Pinochet.

Instituto O´Higginiano

Mediante decreto firmado por el propio Augusto Pinochet en 1978, la propiedad del recinto Londres 38 fue transferida gratuitamente al Instituto O'Higginiano. Un organismo estrechamente vinculado al Ejército, financiado por el Estado chileno y dirigido, hasta el año 2006, por el general retirado Washington Carrasco, ex vicecomandante en jefe del Ejército y ministro de Defensa de Pinochet.

Recuperación de Londres 38

Largo proceso que comenzó el mismo año 1974 con las primeras denuncias de los sobrevivientes y familiares de los prisioneros. Posteriormente, diversas manifestaciones realizadas en el marco de las luchas por verdad y justicia, a lo largo de los años 80 y 90, continuaron "marcando" el lugar, incluyendo la toma del inmueble por parte de un grupo de jóvenes, algunos de ellos hijos e hijas de víctimas del terrorismo de Estado.

Mesa Bipartita de trabajo

El ejecutivo desistió de su decisión inicial de destinar Londres 38 a sede del Instituto de Derechos Humanos y, acogiendo la propuesta señalada, convocó a una Mesa de trabajo que se constituyó el 14 de octubre de 2008, y en la cual participaron los colectivos Londres 38, 119, familiares y amigos; y Memoria 119.

Memorial

A partir de los requerimientos y definiciones iniciales del Colectivo y de un trabajo conjunto, las arquitectas Macarena Paz Silva Bustón y Fernanda Rojas Vallejos dieron forma a la obra (posteriormente se sumaron Heike Höpfner y Pablo Moraga).

Espacio de Memorias

A lo largo de varias décadas este recinto fue conocido por el nombre de la calle y el número que lo designaba. Durante el proceso de recuperación la posibilidad de renombrar el lugar fue motivo de discusión. Una de las opciones era “Casa de la memoria” pero se la consideró reduccionista, optando por mantener la denominación conocida, a la que se agregó la noción más amplia de “espacio” y el plural al concepto de “memoria”. Así se llegó a la forma actual: “Londres 38, espacio de memorias”.