Actividades

El Patrimonio en Disputa: Una mirada de lo patrimonial desde el 18 de Octubre

Lo que ocurrió en octubre, fue el transito de una moral y practica individual -que sin duda aún persiste- hacia nuevo paradigma de lo colectivo. Lo anterior se manifestó desde un comienzo en la organización de la primera línea, luego en las brigadas de salud, en la modificación urbana de los epicentros de resistencias por parte de lxs manifestantes, la organización de ollas comunes, etc.

Publicado el 30 de mayo de 2021

Por Carlos Astudillo U.
Cientista político y sobreviviente de la Revuelta

La disputa por el patrimonio se ha agudizado desde el 18 de octubre. Centenares de plazas han sido refundadas por las comunidades, se han derribado estatuas de antiguos saqueadores y dictadores entronados por la oficialidad, al mismo tiempo que desde abajo se han construido nuevos significados.

Si bien los procesos de movilización y protestas tienen como fin impulsar demandas contra un poder hegemónico, la Revuelta de Octubre nos condujo a repensar lo político y descubrir nuevas formas de acción política. "Hasta que la dignidad se haga costumbre" se leyó por todo Chile, convirtiéndose en demanda central del movimiento popular. La lucha por la dignidad representa el abanico de demandas históricas de nuestros pueblos, logrando gatillar desde los territorios lo impensado, la fisura irreversible de la estructura político cultural. En efecto, las transformaciones culturales y simbólicas han sido uno de los cambios más importantes experimentados como sociedad.

La decapitación de estatuas, la reivindicación del Negrito Matapacos como el referente protector de la primera línea y hasta la remoción de la estatua del general Baquedano de la ex Plaza Italia, ahora Plaza de la Dignidad, son manifiesto de este cambio. Sin embargo, bajo mi parecer esta es la expresión de un cambio más profundo. Lo que ocurrió en octubre, fue el transito de una moral y practica individual -que sin duda aún persiste- hacia nuevo paradigma de lo colectivo. Lo anterior se manifestó desde un comienzo en la organización de la primera línea, luego en las brigadas de salud, en la modificación urbana de los epicentros de resistencias por parte de lxs manifestantes, la organización de ollas comunes, etc. Los avances en el plano político organizativo permitió un crecimiento cualitativo en las consciencia, que viene a configurar un nuevo paradigma de lo colectivo. Su expresión ha sido la construcción simbólica de lxs oprimidxs, que hoy en día nos permite disputarle el espacio al patrimonio hegemónico.

Por ejemplo, en Colina, territorio en donde resido, renombramos a la plaza de la esferas como La Plaza de los Ojos, construyendo un imaginario simbólico de resistencia justo frente a la Prefectura de Chacabuco.

Sin embargo, el patrimonio tiene la característica de no ser estático, sino que dinámico, por lo que debe ser considerado como un escenario en disputa. Otro ejemplo, la Plaza de Armas de Colina, lugar en donde fui derribado el 20 de octubre del 2019, producto de una bala de guerra disparada por un militar del Ejército de Chile. La plaza de Colina fue escenario de resistencia. En ella se realizaron protestas, manifestaciones, presentaciones de artistas y asambleas. El monumento común que encontramos en la mayoría de los espacios públicos: el busto del dictador Bernardo O´higgins, fue intervenido.

La oficialidad intenta imponer una política criminalizadora y del silencio: el 20 de agosto de 2020, día en que se cumplían 10 meses desde que me disparó Pedro Lavín Villalobos, el ex alcalde Mario Olavarría (UDI), desalojó a las personas sin hogar de la plaza, para rendir homenaje al dictador O'higgins junto a oficiales del ejército.

Afrentas como la señalada son un mínimo ejemplo de que el patrimonio es un elemento dinámico a disputar. No creo que instalando nuestras propias estatuas lograremos un triunfo para el movimiento popular, más bien diría una derrota, al caer en prácticas autoritarias. La lucha por el patrimonio es la resistencia permanente y el ejercicio de la memoria constante.

Londres 38, chile, patrimonios, dia del patrimonio, colina, carlos astudillo, revuelta social, estallido social, chile despertó, plaza de la dignidad, plaza dignidad, patrimonios en disputa, memoria
Londres 38, chile, patrimonios, dia del patrimonio, colina, carlos astudillo, revuelta social, estallido social, chile despertó, plaza de la dignidad, plaza dignidad, patrimonios en disputa, memoria