Noticias

CIDH critica violencia de gobierno chileno contra marchas de estudiantes

El organismo señaló que en las marchas estudiantiles hubo un uso desmedido de la fuerza por parte de la policía. Se recomendó tomar medidas para asegurar los derechos a la libertad de expresión y a la reunión

Publicado el 08 de agosto de 2011
imagen foto_portada.jpg

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su preocupación por los "graves hechos de violencia" ocurridos en el marco de las protestas estudiantiles en Chile y por el "uso desproporcionado de la fuerza en contra de centenares de manifestantes".

"Según la información disponible, para disolver una serie de protestas no autorizadas, convocadas como reacción a las políticas educativas, las fuerzas de seguridad utilizaron personal a pie, a caballo y en vehículos, que habrían golpeado a los manifestantes y utilizado gases lacrimógenos y chorros de agua a presión", indicó la CIDH en un comunicado.

Las protestas estudiantiles en Chile se saldaron con 874, según admitió la víspera el viceministro de Interior, Rodrigo Ubilla.
La represión policial, con el despliegue de más de 1.000 policías por la capital, fue fustigada por los estudiantes, movilizados hace dos meses en demanda de educación pública gratuita y de calidad.

Por su parte, la CIDH recordó que "el derecho de asociación, manifestación y la libertad de expresión son derechos fundamentales garantizados por la Convención Americana sobre Derechos Humanos" y consideró que "cualquier restricción de los mismos debe estar justificada en un interés social imperativo".

imagen recurso_2.jpg

"La Comisión reitera su preocupación por los graves acontecimientos llevados a cabo el día 4 de agosto, e insta al Estado chileno a adoptar las medidas necesarias para asegurar el pleno respeto por los derechos a la libertad de expresión, a la reunión y a la manifestación, imponiendo solamente aquellas restricciones que resulten estrictamente necesarias y proporcionales y que toman en cuenta la obligación especial del Estado de garantizar los derechos de los estudiantes secundarios y universitarios", indicó el organismo regional de derechos humanos.