Noticias

Comunidad Autónoma de Temucuicui acusa secuestro de mujer mapuche y allanamiento

Londres 38 rechaza tajantemente el secuestro de Valeria Millanao Palacio en dependencias de la Municipalidad de Ercilla, así como los destrozos, disparos, intimidación y represión en la Escuela G816 de Temucuicui. El disparo de lacrimógenas tiene por principales víctimas a los niños y niñas mapuche que se encontraban en clases, así como los pacientes de la posta local, que presentaron desmayos y principio de asfixia. Carabineros de Chile no se ha referido a lo ocurrido.

Publicado el 19 de junio de 2017
Temucucui

Temucucui

Londres 38 hace eco de lo que la Comunidad de Temucuicui informó: El día miércoles 14 a las 9:30 hrs, carabineros vestidos de civil ingresaron a la oficina de administración de la Municipalidad de Ercilla, donde habrían secuestrado a Valeria Millanao Palacio, llevándola a la bodega del recinto, quitándole el celular y realizando un interrogatorio ilegal de una hora, que buscaba recabar información sobre miembros de su comunidad, en específico de Vania Queipul, Jorge Huenchullan y Karina Millanao Palacio. Se le acusó de soplonaje y la amenazaron con quitarle a su hija. Valeria logró escapar, refugiándose en la comunidad.

En paralelo, Fuerzas Especiales y el GOPE realizaron un violento allanamiento en la comunidad, buscando la casa de Karina Millanao, hermana de Valeria; procedimiento en el cual se ingresó a la Escuela G 816 y lanzaron bombas lacrimógenas, así como destruyeron parte de su infraestructura, mientras los niños permanecían en clases y se realizaba una ronda médica en la posta. Hubo niños atemorizados, llantos y gritos ante la gran presencia de carabineros, además de menores desmayados, con principio de asfixia, al igual que los pacientes que esperaban en la posta de la comunidad.

La comunidad de Temucuicui acusa al Alcalde de la Municipalidad de Ercilla José Vilugrón Martínez, al Director de Desarrollo Comunitario Fredy Avello Pérez y a la Secretaria Municipal Ana Huenchulaf por dar las condiciones para el secuestro y apagar sus teléfonos durante y posterior al operativo.

Recordamos así mismo que la comuna de Temucuicui se encuentra de duelo tras la muerte del comunero Luis Marileo Cariqueo y Patricio González, a manos del ex sargento de Carabineros Ignacio Gallegos Pereira.

imagen recurso_1.jpg

Como espacio de memorias, rechazamos tajantemente la nueva y violenta intervención que realizó las policías en territorio mapuche, que daña física y psicológicamente a su comunidad, en especial a los niños, afectando su dignidad y salud. Hechos ocurridos a pesar de que insistentemente tribunales de alzada y organismos internacionales han exigido al Estado de Chile respetar los derechos de la infancia, en especial de la infancia indígena.

Consideramos que este caso de violencia se sustenta en una persecución sistemática, en una política de Estado de represión y hostigamiento. Este atropello genera un clima de violencia cuya responsabilidad es de la institucionalidad pública que, al respaldar la brutalidad del ataque, aparece como promotora de estas violaciones a los derechos humanos al Pueblo Mapuche. Exigimos, por tanto, la declaración de Carabineros referente a lo ocurrido y las acusaciones en su contra. Exigimos también un llamado a las instituciones del Estado como el INDH y la Subsecretaría de DDHH, responsables de velar por el pleno ejercicio de los derechos de las personas, a pronunciarse y evitar la criminalización y persecución del pueblo mapuche. Así mismo a organizaciones como el Consejo de la Infancia y la UNICEF.

El Estado chileno no puede renunciar a buscar una solución política al conflicto -cuya naturaleza no está definida por el uso de las armas-. Llamamos a las autoridades de Gobierno y de la región a buscar de manera urgente el diálogo y a terminar con la represión policial en la zona. Hacemos, finalmente, un llamado a toda la ciudadanía a manifestarnos para buscar el fin de la ocupación de territorios mapuche, así como a finalizar con los juicios basados en la ley antiterrorista, que vulnera toda legítima defensa.

Ver Afiche