Noticias

Reacciones ante represión contra pueblo mapuche

Diversos organismos de derechos humanos, organizaciones sociales e historiadores han reaccionado condenando la represión contra el pueblo mapuche. Human Rights Watch afirmó que "la brutalidad policial ya es crónica" y el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU, realizó nuevas recomendaciones a Chile.

Publicado el 30 de agosto de 2009

El director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, criticó la actitud adoptada por el jefe de los Carabineros en la región de La Araucanía, Cristián Llévenes, por justificar como "defensa propia" la muerte del comunero mapuche Jaime Mendoza Collío.

"Me parece especialmente grave que el general de Carabineros de la zona después de conocido el informe de medicina legal que muestra cómo fue asesinado este mapuche por la espalda, siga insistiendo que esto fue un hecho de legítima defensa", sostuvo Vivanco en entrevista con radio ADN.

"Es un problema que podríamos calificar como crónico. Hasta ahora todas las estrategias intentadas no han tenido resultados, y una de las causales que agrava este conflicto es la violencia policial. Hemos documentado abusos en el pasado, y muchas veces la brutalidad con que se conduce Carabineros en desalojos o allanamientos es realmente indignante, porque afecta a veces a niños y a mujeres", señaló el director de HRW.

Comité de las Naciones Unidas

El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial dio a conocer el 29 de agosto, el resultado del examen de los informes presentados por los Estados. Si bien, en el caso chileno se reconocen algunos avances en la materia, el informe dado a conocer es enfático al rechazar la aplicación de la Ley Antiterrorista en los casos de demandas sociales y territoriales de los pueblos originarios.
Con anterioridad a este informe, el relator del comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial ya había señalado que "es importante que se distinga entre terroristas y delincuentes".

"Guerra preventiva"

La Comisión Ética contra la Tortura, en declaración pública, afirma que el gobierno ha desatado una verdadera "guerra preventiva", cuyo balance es inaceptable para una sociedad democrática. En los dos últimos años cuatro jóvenes mapuches han sido víctimas de la violencia policial: José Huenante, de 16 años, se encuentra desaparecido después de haber sido detenido por Carabineros; Alex Lemún de 17 años, fue asesinado por Carabineros de un disparo en la cabeza; Matías Catrileo asesinado por Carabineros en enero del 2008; Johnny Cariqueo perdió la vida luego de ser torturado por Carabineros de Pudahuel en abril de 2008; y recientemente, Jaime Facundo Mendoza Collío, de 24 años. Además, según la Comisión, 60 activistas mapuches se encuentran presos o en libertad condicional, cumpliendo sentencias o con medidas cautelares, 28 de ellos procesados por la ley antiterrorista.

Historiadores solidarizan con el pueblo mapuche

En su declaración los historiadores afirman que, en los últimos años, "las reivindicaciones históricas mapuches han sido enfrentadas por el Estado de Chile de manera esencialmente judicial y policial, criminalizando sus luchas y negándose al reconocimiento de su autonomía como pueblo". Ello ha provocado "la creciente militarización de la Araucanía, la aplicación de la Ley Antiterrorista, heredada de la dictadura militar, y el cerco mediático oficial respecto de la realidad que se vive en ese territorio".

Las responsabilidades -continúa la declaración-, son compartidas por el Estado, las autoridades regionales, los partidos políticos representados en el Parlamento, así como también por las organizaciones empresariales y la mayoría de los medios de comunicación social que "han patrocinado o avalado esta ofensiva represiva contra las comunidades mapuches, guardando un silencio cómplice o deformando groseramente lo que está ocurriendo".

Finalizan los historiadores llamando a las autoridades a producir un "drástico cambio de política" asumiendo "un reconocimiento pleno de la diversidad de pueblos originarios existente en nuestro país, lo que implica, entre otros puntos, la autonomía política de las comunidades indígenas, la devolución de sus tierras arbitrariamente usurpadas en base al "derecho de Conquista" y el pleno respeto de los Derechos Humanos de sus integrantes".

Informe de Comité contra Discriminación racial de las Naciones Unidas
Declaración de CECT
Declaración de Historiadores